El Condado de Gandía

Contra el frío y la neblina...

http://palaugandia.foro-activo.com/t21-y-lo-que-hace-al-invierno-y-lo-que-hace-al-arte
El Condado de Gandía

Sede de maquinaciones Borja, Palacio de su Corte y demás en RR


    Recuerdos...

    Comparte
    avatar
    Nicolino

    Mensajes : 105
    Fecha de inscripción : 30/12/2012

    Recuerdos...

    Mensaje  Nicolino el Sáb Ene 12, 2013 9:07 pm

    El Borja se sentó en uno de los bancos de piedra de los amplios jardines de Gandía. Cerró los ojos, dejando oír el canto de los pájaros, respirando profundamente, llenando sus pulmones de las fragancias de los árboles frutales y del aroma del azahar. En ese tiempo aún era primavera, y necesitaba airearse un poco.

    Un recuerdo no tardó en volver a él, con extraña nitidez, a pesar del tiempo pasado...
    avatar
    Nicolino

    Mensajes : 105
    Fecha de inscripción : 30/12/2012

    Re: Recuerdos...

    Mensaje  Nicolino el Sáb Ene 12, 2013 9:07 pm

    "Sólo se veía una luz lejana, proveniente de una ventana de las del castillo. Todo lo demás, permanecía en quietud, y las tinieblas cubrían los jardines, que eran más bien un vergel. Los naranjos y los viñedos, y el perfume del jazmín. Y el silencio interrumpido solo por sus voces...

    -¿Qué, acaso no se puede intentar ser romántico?.¡Pues bien!. Lo seré de cualquier modo, y a la manera de los caballeros y trovadores de otras épocas. Está claro que por volver a ver vuestro rostro hubiera escalado desde fuera el muro del castillo, hasta vuestra alcoba, mas para ahorrarme el esfuerzo decidí obrar así.-mintió, tomándola del brazo e impidiendo que se diera la vuelta y se escapara de sí. Realmente esperaba que la Luna y las estrellas contribuyeran al escenario, y a aquel momento que habría de recordar toda su vida, mas parecía que no sería así, como lo había pensado. Había estado leyendo demasiado últimamente: recordaría quemar tanto romancero en una buena pira cuando saliera de allí, para que cada una de las palabras de aquellos libros, al arder, fuera a reencontrarse con sus respectivos autores en el Infierno de los literatos.

    Además, era sin duda alguna mejor aquello que pedir su mano solemnemente en algún banquete, rodeado de los hombres de confianza de los Duques, y revestido de formalidad, sin siquiera saber la opinión de la dama que causaba su decisión. Se desembarazó inmediatamente de elogios y buenos modos, sincerándose y deshaciéndose de todo aquello que pudiera llegar a parecer actuado, premeditado, plagiado de algún poeta, o previamente ensayado. No daba lugar a nada de una forma diferente a aquella. La miró a los ojos, y dio paso a la improvisación más franca y desafiante.


    Y poco me importa que nos hallemos ante las narices de vuestros padres, o que nos viera todo Benicarló, que sea de noche o nos hallemos a plena luz del día...¡Si os he traído aquí es para deciros lo que siento por vos! -sintió el palpitar de su corazón entre la oscuridad de aquella noche ahora ausente de Luna, y su mirada se perdió en los cálidos ojos de la joven Berasategui. Estrechó distancias, y por primera vez pensó en que si aquella mujer había acudido allí, en vez de quemar su carta, había sido por algo. Y no pensó más, dejándose llevar por un impulso, importándole un comino la posibilidad de que fuera a acabar en algún lúgubre y húmedo calabozo por cortejar a la hija de los Duques, y besarla allí, con ardor y pasión, en los jardines de su propia casa."

      Fecha y hora actual: Vie Sep 22, 2017 1:46 pm